El gas natural es el futuro

Uno de los principales retos en la industria del transporte es la reducción de emisiones de gases contaminantes. Uno de los principales combustibles utilizados por este sector es el diésel, ocupado por más de un 90% de las flotillas a nivel mundial. El impacto del uso de diésel en la industria del transporte en el medio ambiente es elevado, ya que producen gases de efecto invernadero y partículas que afectan la salud de la sociedad:

  • Monóxido de carbono (CO).
  • Hidrocarburos (HC).
  • Óxidos de nitrógeno (NOx).
  • Partículas (PM) que dañan nuestros pulmones.

El uso de GAS NATURAL como combustible reduce considerablemente la contaminación provocada por la industria del transporte. Reduciendo un 70% las emisiones de NOx. y hasta un 30% los gases de efecto invernadero producidos por otros combustibles. Su uso reduce las vibraciones y la contaminación acústica, además es incapaz de contaminar el agua. Al ser más ligero que el aire, se disipa rápidamente sin dejar rastro y su baja flamabilidad lo hace altamente seguro.

SISTEMANOxPM
EPA984.000.10
EPA042.500.10
EPA071.340.007
EPA100.200.007
Euro III3.730.075
Euro IV2.610.015
Euro V1.490.015
Euro VI0.300.007
Gas Natural0.020.000

Existen dos tipos de gas natural:

  • Gas comprimido (CNG)
  • Líquido criogénico (LNG)

Siendo el CNG el más utilizado ya que no representa pérdidas y cuenta con un mayor número de estaciones de carga. Actualmente el mundo cuenta con reservas de gas natural para cubrir el consumo mundial durante más de 500 años. Se estima que, a mediano plazo, hasta el 50% de los motores de diésel serán reemplazados por motores que utilicen gas natural.